El Camino de Santiago siempre es una experiencia única, aunque las motivaciones para realizarlo sean dispares. Cultura, naturaleza, deporte, religión, intimidad, reflexión, reto, amistades… pueden ser algunas de las palabras que resuman la ruta según a quien se le pregunte, pero hay una en común: esfuerzo. Este verano, tres pacientes de Clínica Granell (Mercedes, Mari Carmen y Vicenta) recorrieron parte de esta legendaria ruta, y hemos querido compartir esta vivencia con todos nuestros pacientes y seguidores.

¿Qué os movió a hacer el Camino de Santiago?

Uno de los motivos es que el Camino de Santiago engancha, y queríamos repetir la experiencia con unas amigas. Otra es que aprendes a vivir con lo mínimo y valoras las pequeñas cosas. Y, por supuesto, queríamos desconectar, vivir unos días en contacto con la naturaleza, disfrutando de los bosques y los paisajes preciosos de la zona.

Fue una oportunidad para evaluar nuestra resistencia física y psicológica, y ponernos a prueba.

¿Cuál fue el recorrido que elegisteis y cuántos kilómetros recorríais al día?

Elegimos el último tramo del Camino Portugués, muy rural y tranquilo. Salimos desde Tui y recorrimos una media de 22 km. al día: O Porriño,  Redondela, Pontevedra, Caldas de Rei, Padrón y, por fin, Santiago de Compostela. Unos 120 kilómetros en total!

¿Cuánto tiempo antes os preparasteis?

Empezamos a prepararnos en abril, cinco meses antes de comenzar el Camino. Fernando Granell nos recomendó que caminásemos por lo menos 4 días a la semana, y uno tenía que ser por montaña. Y, además, que siguiésemos con el deporte que habitualmente practicábamos cada una.

¿Cómo os organizabais durante el Camino y cuál era vuestra rutina?

Organízanos el viaje mediante una agencia que se dedica solo al Camino de Santiago. Teníamos los hoteles reservados y el desayuno. Intentábamos madrugar, y a la hora de comer estábamos ya en el destino.

¿Sentisteis molestias? ¿Alguna lesión?

Ninguna. Fernando Granell nos hizo una tabla de ejercicios, y al acabar cada etapa los hacíamos. Eso nos ayudó a no tener lesiones ni molestias durante todo el recorrido.

¿Cómo fue la recuperación tras el camino?

En la Clínica Granell nos cuidaron mucho y recuperamos con una sesión de presoterapia, usando la Normatec, para reducir la fatiga muscular.

¿Recomendáis la experiencia?

Sí, es una experiencia muy recomendable y un aprendizaje vital.

 ¿Y el papel del fisioterapeuta?

Fundamental para disfrutar del camino en buenas condiciones físicas!

GRACIAS POR TODO

Mª Carmen , Vicenta y Mercedes

Gracias a vosotras por vuestra confianza y dedicarnos este rato para poder compartir vuestro reto! 

Si nuestras tres campeonas os han animado a hacer el Camino de Santiago, o cualquier otra actividad que requiera esfuerzo físico, es importante realizarlo en el mejor estado posible. En Clínica Granell os ayudaremos a conseguirlo!

Para más información: Camino de Santiago